,

5 sencillos pasos para empezar a educar en casa

Categoría: Homeschool marzo 20, 2021

Primer paso: conoce si es legalmente posible hacerlo

Es importante tener aunque sea un mínimo conocimiento del marco legal de tu país, ya que en algunos esta totalmente prohibido, en otros es absolutamente legal y en países como Argentina, si bien no está prohibido, tampoco hay una ley que lo regule.

Para obtener un poco mas de información, te dejo un enlace para que puedas leer parte del marco legal de Argentina para educar en casa.

Advertencia importante

Asegúrate de hacer tu propia investigación sobre las leyes locales, ya que muchas personas bien intencionadas, y hasta blogs de educación en casa, pueden pasar involuntariamente información inexacta cuando se pregunta “¿cómo empiezo la educación en el hogar?”. ¡Así que siempre revisa que lo que lees en internet o lo que subió alguien a un grupo de WhatsApp sea realmente información fidedigna!

Segundo paso: desescolarizar tu mente

“El mayor desafío al elegir la opción de estudiar en casa no son los contenidos que vamos a enseñar, sino cómo los vamos a enseñar”

Es necesario que primero nosotros, los padres, cambiemos nuestra mentalidad, que entendamos que si elegimos educar en casa es por una razón, y la razón es que consideramos que nuestro hogar es el mejor lugar para que nuestros hijos aprendan.

Por eso no sería lógico que intentemos recrear la escuela en nuestro hogar. No podemos transformar la mesa del comedor en un aula, porque si lo hacemos estaremos replicando aquello que no nos parece bueno para que nuestros hijos reciban educación. Si hacemos esto, lo único que conseguiríamos seria que su interés disminuya drásticamente con cada lección que intentamos impartir.

Nunca olvidemos que si decidimos educar en casa lo mas importante que debemos cultivar es la relación con nuestros hijos. 

Nuestros hijos, hermosos y únicos, son lo más importante.

Esta desescolarización mental no sucede de la noche a la mañana. Lleva un proceso de semanas, meses en algunos casos. Permitamos que pase  el tiempo necesario para hacerlo, solo así podremos ayudar a nuestros hijos a que también logren esa desescolarización mental.

“Desescolarizar no es un descanso del aprendizaje, es un descanso de lo que siempre has hecho a medida que te sumerges en lo que estás a punto de hacer”.

Leído en un blog de familias que educan en casa

Tercer paso: organízate

Si buscamos en Google “¿cómo educar en casa?”, seguramente nos encontramos con Montessori, Waldorf, Masson, con la educación clásica, con Emilia Reggio, con las escuelas bosque, con la pedagogía del caracol… y la lista podría seguir.

Pero ante todo hay que tomar un respiro. Te prometo que no tienes que descubrir de repente cual es la filosofía de educación en casa que te representa.

Te dejo acá un enlace para ver un breve resumen de las tres pedagogías de las que mas se habla en Argentina.

Mi primer recomendación es establecer metas generales y planificar el año en base a esas metas. Después pasamos a metas mensuales y luego a metas diarias. Pero al hacerlo, y esto es muy importante, no debemos  escribir lo que vamos a hacer cada hora de cada día; eso inevitablemente conduce a estrés.

Es preferible hacer pocas cosas bien, con alegría, que tratar de hacer algún tipo de Plan Ideal en un ambiente estresante por intentar cumplir con las metas propuestas.

¡Siempre hay tiempo de agregar más cosas más tarde! 

En el caso de preparar a tu hijo para que rinda libre, van a tener que seguir un programa preestablecido por la escuela, pero te aseguro que si logran una buena organización, cumplir con ese programa no les va a llevar mucho tiempo por día.

Cuarto paso: reconoce que a veces vas a necesitar ayuda

Yo soy profesora de educación primaria, sin embargo hay temas de matemática que no puedo explicarles a mis hijos adolescentes, por eso tuvimos que contratar a un profesor de matemática para que les de algunas clases.

A mi hijo mas pequeño le gusta cantar, pero de canto no se nada, así que contratamos una profesora de canto que le da clases online.

También tomó clases de skate (y ni su papa ni yo creo que podríamos subirnos a uno).

Y los mayores toman clases de ingles en un instituto (mi hija mayor decidió darle ella misma al menor clases de ingles).

¿Qué quiero decirles cuando les cuento esto? Que muchas veces vamos a necesitar ayuda para enseñar un tema a nuestros hijos, los padres no sabemos todo ni Google nos puede ayudar siempre.

Otra gran ayuda son los grupos de familias que educan en casa. Personalmente conozco algunas familias que han sido nuestros referentes y que nos han dado el punta pie inicial para empezar a andar en este camino.

Sin embargo, me ha sido difícil encontrar un grupo sin inclinaciones políticas ni religiosas, donde las personas desinteresadamente vuelquen sus experiencias al educar en casa. Pero tengo confianza en que a medida que vaya pasando el tiempo y mas personas elijan esta opción, podamos encontrarnos aquellos que realmente queremos brindar a nuestros hijos una educación que los transforme en mejores seres humanos. 

En esto de buscar ayuda, algunas familias eligen las “escuelas sombrillas”. En breve publicaremos un análisis de estas.

Quinto paso: disfruta

No hay nada mas valioso que pasar tiempo con nuestros hijos y ser participes activos de su educación: es una decisión de la que no nos vamos a arrepentir si es realmente nuestro deseo hacerlo.

Si tenemos varios hijos, ver como sus relaciones fraternales crecen es sumamente gratificante, ver como se ayudan entre ellos y como se enriquece su aprendizaje en cada puesta común que hacen es maravilloso.

Educar en casa es una maravillosa aventura que vale la pena.

¡A disfrutarla!

Estaremos aquí para acompañarte

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments