La Expansión Oceánica Europea – Las Rutas Comerciales

La Expansión Oceánica Europea – Las Rutas Comerciales

junio 19, 2019 0 Por admin

A partir del siglo XV, los cambios en la concepción del hombre y del mundo, los nuevos conocimientos técnicos y los intereses de las monarquías nacionales favorecieron un proceso de expansión marítima de los europeos.

Portugal y España fueron los reinos pioneros en la exploración y ocupación de regiones hasta entonces desconocidas por los europeos.

1. Las Rutas Comerciales:

Una ruta comercial es un enlace que conecta un lugar de producción (fábrica) con un mercado de consumo. Estas rutas pueden ser tanto caminos de tierra como fluviales.

Muchas ciudades y reinos europeos se abastecían de productos que provenían de Asia (por ejemplo, China). Por lo que los circuitos comerciales que conectaban estos dos puntos eran muy importantes. Dos de estas rutas comerciales tuvieron una gran importancia: la ruta de la seda y la ruta de las especias.

img 7 - La Expansión Oceánica Europea - Las Rutas Comerciales

Las Rutas Comerciales Europeas: Ruta de la Seda (en naranja) Ruta de las Especias (en azul).

 

1.1. La Ruta de la Seda:

La ruta de la seda era una red de circuitos comerciales que conectaba los mercados de Asia con los de Europa por caminos de tierra. Funcionó desde el siglo II a.C. hasta el siglo XVI. Atravesaba alrededor de 8.000 kilómetros y conectaba lugares como China, India, Persia, Arabia y Europa.

Enviar una caravana por estos caminos no era muy fácil. El viaje podía durar meses, por lo que había que, entre otras cosas:

  • tener comida para todos los integrantes de la caravana
  • llevar dinero para pagar los peajes
  • contratar a una guardia personal para defenderse de los bandidos

Por estos y otros preparativos no era fácil el enviar una caravana para comercializar. Además, todos estos factores influían en el valor total del producto que se comercializaba.

 

1.2. La Ruta de las Especias:

La ruta de las especias era en gran parte marítima. Como se ve en la imagen que aparece más arriba, los barcos partían desde el Mediterráneo para luego cruzar el Mar Rojo. Luego pasaban cerca de las costas de los océanos Índico y Pacífico hasta el este de China.

Como bien dice su nombre, por la ruta de las especias se comercializaban principalmente especias usadas para cocinar, conservar alimentos, elaborar medicinas y crear perfumes. Las especias más caras que se comercializaban eran la canela, la pimienta, la nuez moscada y el clavo de olor (usado contra la llamada peste negra).

Además de seda y especias, por estas rutas también circulaban perfumes, piedras preciosas, oro, plata, hierro, marfil, cristales, porcelana, cerámicas y varios tipos de textiles.

 

2. Necesidad de Nuevas Rutas:

Tras la crisis, en XIV Europa empezó un proceso de crecimiento económico y comercial. De esta forma creció significativamente el comercio de artículos de lujo provenientes del Lejano Oriente (como llamaban al oeste de Asia).

Sin embargo, a mediados del siglo XIV, la dinastía china de los Ming ascendió al poder y prohibió el ingreso de los occidentales al país. Para seguir satisfaciendo la creciente demanda de los lujosos artículos, hubo que volver a las antiguas rutas marítimas, las cuales eran más largas, costosas y peligrosas. Además, si usaban estas rutas, tendrían que pasar por Siria y Egipto (regiones dominadas por los musulmanes).

Por añadidura, la peste negra, que se extendió por Europa a mediados del siglo XIV, cerró muchas rutas comerciales, ya que la gente temía que las caravanas llevaran la epidemia consigo.

La situación se agravó con la caída de Constantinopla (capital del Imperio Bizantino) ocurrida en 1453 a mano del Imperio Otomano (turcos). Si bien los otomanos no impidieron el comercio entre mercaderes europeos y asiáticos, exigieron más impuestos y encarecieron, aún más, el precio de las mercancías.

 

2.1. Vías Alternativas:

Los comerciantes europeos, entonces, comenzaron a buscar rutas alternativas que les permitieran comerciar con el Lejano Oriente sin pagar tantos impuestos. Así que los europeos tenían dos opciones:

  1. Bordear todo el continente hasta llegar a Asia, lo cual les implicaría mucho dinero y tiempo.
  2. Suponiendo que la tierra era redonda, ir hacia el oeste y dar la vuelta al mundo.

 

[ ¿Por qué los europeos buscaron nuevas rutas? ]

No podemos decir específicamente cual fue la razón por la cual los europeos empezaron a buscar nuevas vías o rutas. Pero si podemos establecer varias causas.

Como ya se mencionó, los comerciantes estaban buscando vías de comercio alternativas para no pagar impuestos elevados.

Otra razón es que como las minas de oro estaban prácticamente agotadas en toda la zona europea, tanto comerciantes como nobles necesitaban encontrar más de estas para re-abastecerse y, por lo tanto, buscaron más de estas minas en tierras lejanas.

La religión también pudo haber motivado la expansión. Los cristianos europeos decían que su religión era la más importante, y es probable que sintieran debían expandir su religión por todo el mundo. Para lograr ese objetivo, tenían que incorporar nuevas tierras y poblaciones a los dominios de las coronas europeas, lo cual significaba, además, mayores ingresos por impuestos y tributos.

 

3. Avances Tecnológicos:

A pesar de que tenían la idea de expandir sus territorios, los europeos no podían hacerlo. Ahora bien, los nuevos avances tecnológicos, además de instrumentos traídos de Asia, China, etc, posibilitaron la expansión.

Durante gran parte de la Edad Media, los instrumentos de navegación eran muy escasos, por lo que la mayoría de los marinos navegaban cerca de la costa. Sin embargo, poco a poco se incorporaron nuevas tecnologías:

  • Mapas: a pesar de que ya existían los mapas, estos eran inexactos e imprecisos. Sin embargo, durante la Edad Media se pudo disponer de portulanos; mapas que representaban el trazado de las costas, con indicaciones de ríos, bahías y puertos. Además mostraban las rutas marítimas y obstáculos.
  • Brújula: inventada por los chinos y perfeccionada por los árabes. Este instrumento fue muy útil para la navegación. Al identificar el Norte, la brújula ofrecía una referencia para ubicarse en medio del mar.
  • Astrolabio: este invento árabe medía con bastante precisión la distancia entre la tierra y los distintos astros que se veían al navegar. Gracias a esto, se podía calcular a que latitud estaba el barco.
  • Barco: hasta ese entonces, las embarcaciones estaban preparadas para navegar en aguas calmas. Sin embargo, en esta época se presentaron también nuevas embarcaciones preparadas para navegar a mar abierto. Aunque podemos nombrar distintos tipos, una de las más comunes era la carabela. Esta era una nave solida y resistente, fácil de maniobrar y equipada con velas cuadras (que aumentaban la velocidad) y triangulares (le daban estabilidad al barco frente a los fuertes vientos)bbbb
Puntúa este artículo

Leave a Reply

avatar
  Subscríbite  
Notificar de